10/12/2016

Ausencias y demás

Publicar en internet es un poco como lanzar una botella con un mensaje al mar. O como tirar un montón de panfletos desde un helicóptero esperando que alguien se agache, coja alguno y lo lea. Por eso uno no puede escribir con una imagen en la cabeza de aquel que va a atenderle y tiene que conformarse con hacerlo para una entidad más o menos difusa, el lector.
Mi lector tiene que saber que escribe alguien cuyos intereses son volátiles, que fluye entre una y otra aficción sin establecerse en ninguna mientras otras preocupaciones sobrevuelan su cabeza.
Cuando empecé el blog, la moda era uno de esos intereses. Me absorbían los blogs de tendencias, me fascinaba ver esas sesiones de fotos tan nítidas, los colores tan bien combinados, las prendas impolutas. Las protagonistas, bronceadas y perfectas. Las casas, blancas, sin un trasto por medio; el maquillaje, divino. Se puede decir que era una víctima de la era Instagram.
Durante mi pico de interés en el mundo blogger; traté de emular, como una niña que anda en los tacones de su madre, ese aura  -aunque huelga decir que con unos resultados mucho menos espectaculares. Ante la falta de ropa, hacía posts sobre conjuntos ajenos. Compartía mis manualidades, aunque estas fueran proyectos de poco interés. Y trataba de encaminarlo como se supone que debía hacerse -con fotografías que tardaba en tomar, títulos preparados, una disciplina para escribir y publicar. Todo esto no hubiese supuesto ningún problema si me hubiese hecho feliz. Pero lo cierto es que yo había comenzado a adquirir una rutina más bien automática, compulsiva, que me hacía perder mucho tiempo y no me daba la sensación de satisfacción que yo pretendía recuperar con mi inversión temporal. Así que dejé de escribir en el blog.

¿Y esto dónde nos deja? ¿Ha muerto Wonder Nana?

No voy a cerrar el blog, me parece demasiado drástico. Me gustaría seguir compartiendo algunas ideas que pueden resultar útiles, al menos para que queden en el dominio público y puedan encontrase: esto incluye manualidades, sobre todo, aunque no descarto algo relacionado con el mundo de la moda. Hay blogs que me sigue gustando leer, aunque ya no lo haga a diario, y siempre me ha parecido un detalle agradable comentar un post bien hecho.
En resumen: sigo viva, estoy desengañada, y cuando veáis un post mío, sabed que lo he publicado porque me apetece, sin ninguna otra pretensión.



-Nana

6/08/2016

Autobronceadores y yo: primer contacto.


La palabra "contacto" sugiere un acercamiento fuera de lo normal entre dos especies alejadas, una especie de encuentro con alienígenas en los que ambos individuos se miran entre sí con una mezcla de curiosidad y desconfianza. Ese era el ambiente reinante cuando cogí, por primera vez en mi vida, una muestra de autobronceador y me dispuse a abrirla.

4/25/2016

Esquivando spoilers - A propósito de la sexta temporada de Juego de Tronos


Anoche los españoles más adelantados veían por primera vez el primer episodio de la sexta temporada de Juego de Tronos. A pesar de los capítulos en Español llegan a partir de comienzos de mayo, no nos engañemos: los comunes mortales ya estamos vendidos. Lo dice alguien que no ha llegado a ver la quinta temporada, una lectora consciente de que tarde o temprano la serie adelantará al libro y la ruina será total.
En la era de internet el intercambio de información es espontáneo e inmediato: para lo bueno y para lo malo. El ritmo de visualización de la serie de moda es una dirección colectiva inexorable: los espectadores guardan un tiempo de rigor durante el cual se guardan la novedad para sí, pero pasada la sorpresa el spoiler se convierte en un derecho, en una descarga emocional necesaria. Un capítulo de retraso y te conviertes en un cordero atravesando un río de pirañas.
Hoy un traigo un bestiario de spoilers:

3/28/2016

Toledo


Lo siento mucho: Toledo no es Bali. En mis viajes no encontraréis escapadas a algún lugar perdido del pacífico, en un resort con todo incluído, con fotos de amaneceres y chicas morenísimas en biquini. Esta vez me quedo en territorio nacional.
Y hoy os traigo una ciudad de piedra y hierro, de callejones estrechos y cuestas empedradas, de almenas e iglesias perdidas en cada rincón. Una ciudad por la que han pasado visigodos, moros, cristianos y judíos; poetas y reyes.
Toledo es una de nuestras joyas olvidadas. Es curioso que creamos que hay que salir al extranjero para ver cosas que merecen la pena, cuando tenemos lugares tan especiales. No me enrollo más, os dejo con mi experiencia y espero que os sirva:

3/02/2016

¿Pero qué demonios es un radical libre?


Cuando me planteé qué clase de contenidos quería compartir en el blog, tenía claro que no iba  a hablar de belleza en términos convencionales. Para eso ya hay muchas páginas y muchas revistas. Lo que yo quería era conocer el porqué de la cosmética y la nutrición: plantearme una duda, hacer una investigación rápida por la web y compartirla por si alguien lo encontraba útil. Hoy os traigo mi versión de "radicales libres para todos los públicos". He tratado de contener mi vena de ciencias y ceñirme a lo que nos interesa. Así que ahí va:

2/12/2016

Rebajas: el cementerio de las tendencias que no triunfaron.


Como os podéis imaginar, este post estaba pensado para el pleno apogeo de las rebajas, algo así como la mitad de enero, cuando todavía todas las tiendas estaban llenas de carteles rojos; el mejor sitio para analizar qué no se ha vendido... Y por qué. De todas formas, el objetivo es muy simple: os propongo volver la vista atrás y analizar qué tendencias has triunfado y cuáles se quedaron en la percha.